mail-logo

2017-08-10

Belén de Bajirá: en defensa de la autonomía regional

El antecedente de Belén de Bajirá debe servir como plataforma para promover la redención del Chocó.

En defensa de la autonomía regional

Belén de Bajirá es una zona de 2.500 kilómetros cuadrados, 16 mil habitantes y muchos yacimientos mineros. Se encuentra en el límite de los departamentos de Chocó y Antioquia, y por tal razón ambos la reclamaban como propia. Los Chocoanos como su municipio número 31 y los Antioqueños como un corregimiento del municipio de Mutatá.

Esta disputa territorial acaba de ser resuelta, por el Instituto Geográfico ‘Agustín Codazzi’, en favor del Chocó. Al parecer, la delimitación geográfica establecida desde su creación por la Ley 13 de 1947, se reafirmó con la inclusión de Belén de Bajirá en el nuevo mapa del departamento, como punto del acuerdo con la comunidad para levantar el “Paro Cívico Pacífico por la Dignidad y Salvación del Chocó”.

Más que un lío de tierras, el diferendo entre Chocó y Antioquia se replica en 19 sitios de la geografía nacional. Lo anterior, demuestra que en Colombia el proceso de descentralización administrativa, a pesar de su lentitud, cada vez está más lejos de ser un mito.

Las regiones buscan la autonomía traspapelada en la Constitución de 1991 devuelta 20 años después por la Ley Orgánica de Ordenamiento Territorial. La esencia es justamente la implementación de un nuevo modelo de desarrollo para ejecutarse en las provincias, con crecimiento socioeconómico equitativo, reflejado a la hora tomar decisiones en la distribución de recursos.

Por eso, estoy convencido que pese a la forma como la dirigencia antioqueña ha manejado esta situación, incluso con antecedentes de hostilidad, la autonomía provincial del Chocó terminará imponiéndose frente al carácter federal de Antioquia.

El antecedente de Belén de Bajirá debe servir como plataforma para promover la redención del Chocó.

Se deben utilizar los instrumentos que ofrece la ley de Ordenamiento Territorial para identificar e intervenir con precisión las ‘Zonas de Inversión para la Superación de la Pobreza y la Marginalidad’. Esta herramienta, Zispom, permite ubicar a través de criterios de compensación y subsidiariedad los lugares más necesitados, permitiendo distribuir con equidad los recursos de los Fondos de Inversión de la Nación, tal como se hizo con la creación del Distrito Especial de Buenaventura.

Es claro que la reacción emancipadora de los antioqueños no es viable en el país del posconflicto que se encamina hacia el gran reto de construir una nueva Colombia más equilibrada y más cercana a las verdaderas necesidades de la población.

Con la publicación del nuevo mapa del departamento del  Chocó, por parte del IGAC, donde se incluye a Belén de Bajirá como su municipio número 31, soy de los que celebran esta decisión de autonomía, llena pasos significativos hacia una Colombia más fuerte en la institucionalidad territorial.

 

Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.

-->
mensaje-icon-form

Suscríbete a nuestra newsletter,
ingresa tu corre electrónico.

subir