mail-logo

2017-08-23

Cali Cómo Vamos

El estudio da cuenta que el Valle del Cauca presentó un crecimiento de la economía aproximado al 2,7 % y que la tasa de desempleo fue del 10,8 %, siendo una de las más bajas en los últimos seis años.

Cali Cómo Vamos

Leí con atención el estudio/informe, de “Cali Cómo Vamos”, que mide la forma cómo evolucionan los aspectos de la calidad de vida de los caleños, con base en fuentes oficiales del gobierno municipal, nacional, investigaciones realizadas por expertos académicos y mediciones de la opinión pública.

Se trata, al parecer, de un análisis juicioso de la realidad local que por ejemplo en el tema de finanzas, registra que en 2016 Cali presentó un incremento en la inversión pública del 5,4 % frente a 2015, reduciendo, al mismo tiempo, la deuda en un 1,2%. Este primer indicador, induce al Alcalde Maurice Armitage a impulsar la reactivación económica promoviendo el desarrollo de obras públicas, mega-obras viales, lamentablemente sin generar mayor impacto en los grandes problemas que aquejan a la ciudad.

En el mismo sentido, el estudio da cuenta que el Valle del Cauca presentó un crecimiento de la economía aproximado al 2,7 % y que la tasa de desempleo fue del 10,8 %, siendo una de las más bajas en los últimos seis años.

Estimo que si bien, en la capital, se ha avanzado en algunos aspectos ciudadanos como en la educación, aún existen importantes retos en materia de movilidad, seguridad, salud y vivienda, que deben ser abordados tanto por la administración municipal como por la sociedad civil que dice ayudar al gobernante.

Es necesario crear, como lo sostiene el propio Alcalde, las condiciones para impulsar la economía con base en el fortalecimiento del Plan Local de Empleo y Emprendimiento fomentando la inversión pública como motor de desarrollo y generación de ingresos para los estratos 1, 2 y 3.

Basta con promover obras de mejoramiento de viviendas, entornos barriales, equipamientos colectivos tales: parques, zonas verdes y andenes para la gente que puedan ser ejecutadas por asociaciones comunitarias de intervención social, organizadas a nivel de comunas y corregimientos.

Más claro, entre los aspectos por mejorar está la atención social, pues el estudio revela que en el tema de equidad, el año pasado, el 10 % de la población con mayores ingresos laborales en Cali, ganó 6,6 veces más que el 50 % con menores ingresos laborales. Mientras que los ingresos salariales de las mujeres en la ciudad, en la misma vigencia, fueron el 23,4 % inferior al de los hombres. Lo anterior indica que es necesario generar programas de capacitación en el área de unidades de negocios, que estén a cargo de mujeres, para que puedan contratar con entidades públicas y apoyar investigaciones de mercados que permitan afrontar la competencia.

Igual efecto lograríamos, promoviendo y vinculándolas en programas de desarrollo de proveedores, apoyándolas en tecnologías que requieran, capacitándolas en emprendimiento e incentivando organizaciones cuyo objeto sea el fortalecimiento de las asociaciones de mujeres.

Finalmente, si nos circunscribimos a la propuesta del Alcalde, es urgente adoptar el principio de transversalidad de la perspectiva de género en todos los planes, programas y proyectos de la Administración Municipal, de manera que en su aplicación se tengan en cuenta las necesidades y demandas específicas de todas las mujeres de la capital vallecaucana.

mensaje-icon-form

Suscríbete a nuestra newsletter,
ingresa tu corre electrónico.

subir