mail-logo

2017-09-05

El Valle del Cauca sí importa… ¡y exporta!

Es el momento para promover, desde el Gobierno Nacional, la apertura de las exportaciones que el Valle del Cauca le ofrece al vecino país del Ecuador.

El Valle del Cauca sí importa… ¡y exporta!

Acabo de conocer el informe económico sobre las exportaciones del Valle del Cauca publicado mensualmente por la Cámara de Comercio de Cali, donde se manifiesta que las exportaciones del departamento pasaron de 870 millones de dólares en el periodo enero-junio de 2016, a 850 en el mismo periodo de 2017, lo cual genera una gran expectativa económica.

Si revisamos las cifras del 2015 y 2016, durante el mismo periodo, observamos que, las exportaciones, pasaron de 922 a 867 millones de dólares, representando una reducción del 15% en el sector exportador, aunque nueve (9) de las veinte (20) principales empresas exportadoras del Departamento hayan aumentado el valor de sus exportaciones durante los años recientes.

Porque el Valle sí importa… ¡y exporta!, valdría la pena preguntar: ¿Cuál es el camino para recuperar el liderazgo en las exportaciones que han caracterizado a nuestra región?

Aquí no dependemos del mercado del petróleo, razón para que el Gobierno Nacional nos vea como un nuevo paradigma para el comercio exterior. El Valle del Cauca está llamado a sacarle provecho a la coyuntura económica del país, teniendo en cuenta la diversificación industrial que ofrece la región. Así el departamento presente una reducción en sus ventas al exterior, la realidad es que el declive es menor al promedio nacional y menos significativo, por ejemplo, que la caída registrada en Antioquia que hoy bordea el 20% menos en sus ventas.

Aunque en nuestra región se destacan las exportaciones de productos como baterías para autos, café, medicamentos, chicles, galletas, cables eléctricos, esparadrapos y venditas, prendas de vestir, preparaciones alimentarias, tarjetas inteligentes e incluso máquinas para la industria azucarera, es el momento para promover, desde el Gobierno Nacional, la apertura de las exportaciones que el Valle le ofrece al vecino país del Ecuador.

La capital vallecaucana debe ser la capital del Pacífico. Para eso, se requiere de un fuerte impulso para proyectarla como corredor de comercio exterior, con especialización en servicios de valor agregado orientados al comercio mundial, con una plataforma local competitiva, aprovechando las oportunidades que se deriven de todos los procesos de integración comercial que se generen.

La meta final, deben ser las alianzas estratégicas de carácter político, económico y social con la China, Japón, EE.UU., Corea, Taiwán, Singapur y Hong Kong.

La propuesta es, que el gobierno caleño y la gobernadora, Dilian Francisca Toro, impulsen la construcción y puesta en marcha del eje o triangulo exportador: Cali-Buenaventura-Buga. Donde haya conexión por autopistas, línea férrea y aeropuertos, para ver realizada – por fin – la gran zona franca de producción, almacenamiento y distribución de artículos de exportación, donde tengan sede las grandes multinacionales en áreas bien dotadas de servicios de energía, gas, telecomunicaciones, finanzas y logística portuaria. Así lo está proyectando Palmira con el “Parque Tecnológico de la Salud” y el “Centro de Desarrollo Tecnológico de la Industria Automotriz”, en el corregimiento de La Dolores. Por qué no hacerlo en Cali?

mensaje-icon-form

Suscríbete a nuestra newsletter,
ingresa tu corre electrónico.

subir