mail-logo

2017-08-14

Por un Valle seguro…

Coincidimos en que es importante el apoyo de la comunidad, como principal insumo para un Valle seguro.

Por un Valle seguro…

Confieso que sigo extrañando la estrategia de los corredores de seguridad que en el Valle del Cauca y en otras regiones del país, impulsaba el Presidente Álvaro Uribe Vélez.

Aunque son épocas diferentes, en aquel entonces el objetivo era combatir la criminalidad de la guerrilla, y hoy se trata de enfrentar esos mismos actos pero de la delincuencia común que, como ya lo anoté, ha dado nacimiento a la “otra guerra”.

Esa “otra guerra” ha sitiado las ciudades capitales, intermedias y hasta a los pequeños municipios de los departamentos. En el nuestro la foto se repite. Cada fin de semana los reportes dejan mucha preocupación especialmente en la capital vallecacaucana, a la que nos referiremos posteriormente, igual en los municipios de Bolívar, Restrepo, Roldanillo y La Unión.

No obstante lo anterior, la gestión en seguridad realizada por la gobernadora del Valle, Dilian Francisca Toro, debe dar buenos resultados. La estrategia le apunta a impactar la violencia. Las Rutas Seguras; los Consejos de Seguridad; los programas de prevención, disuasión y persuasión frente al delito de la mano de los alcaldes invirtiendo socialmente, tienen que dar buenos resultados si se cuenta con el oportuno y decidido acompañamiento de la Policía y del Ejército Nacional.

Teniendo como soporte la inversión departamental en el “Plan Integral de Seguridad y Convivencia”, nos solidarizamos con el requerimiento hecho por la mandataria vallecaucana al Director de la Policía, General Jorge Enrique Nieto, en el sentido de exigir más compromiso y contundencia de la fuerza pública.

Coincidimos en que es importante el apoyo de la comunidad, como principal insumo para la seguridad.

Así las cosas, es impostergable desarrollar en los 8 Distritos que cubre la Policía en el Valle del Cauca, estrategias similares. La seguridad para la movilidad; los Comandos de Atención Inmediata – CAI -; las escuelas y controles móviles para prevenir el consumo de sustancias psicoactivas; las comisarías móviles para resolución de conflictos y hasta proyectos de emprendimiento para quienes decidan resocializarse, son programas que deben comenzarse a desarrollar los más pronto posible.

Finalmente, es importante estimular la recuperación de algunos entornos urbanos en municipios afectados por la inseguridad, igual al realizado en Palmira – sector de Loreto – donde se construyó un moderno “Centro de Desarrollo Infantil – CDI – para 300 menores y con un área de influencia para 8 barrios de la Comuna 3. En Tuluá se ejecutará algo similar, se recuperará el predio donde funcionaba la antigua ralladora de yuca y se construirá un – CDI – que beneficiará a los niños de los barrios: Popular, San Antonio, Santa Rita del Río y La Inmaculada.

Desde el Congreso, pondré todo mi empeño para hacer realidad el “Centro Automático de Despacho Departamental” – sede Buga – con cubrimiento para todos los municipios a través de la línea 123 de emergencias de la Policía Nacional

El Valle zona segura es uno de mis propósitos, para lo cual es necesario la implementación de una Política Pública de Seguridad que permita combatir las diferentes formas de delito.

Por un Valle seguro, con justicia y convivencia lograremos la paz social que la región se merece.

Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.

-->
mensaje-icon-form

Suscríbete a nuestra newsletter,
ingresa tu corre electrónico.

subir